A golpe de alpargata

vistas estupendas

En verano, cuando estoy en España, siempre llevo alpargatas de esparto. No sé si será por costumbre o tradición, pero desde mi infancia siempre las he llevado.

Un viernes por la tarde, durante mi estancia en la Costa Blanca, fui a recoger a mi hija al aeropuerto de Alicante. El vuelo de Ámsterdam se había retrasado tres horas.

A la vuelta tuvimos la mala suerte de sufrir un pequeño percance en medio de la autopista AP-7. Detuve el coche como pude en el lugar menos peligroso, me bajé, me puse el chaleco reflectante, saqué el juego de triángulos de emergencia del maletero, los coloqué en la vía para señalizar la avería a otros conductores y, pensé que resolvería el problema del pinchazo en un santiamén. Siendo muy aficionado a la mecánica, cambiar una rueda es pan comido.

Pues no, ¡no fue así! La maldita rueda de repuesto no cabía. No había manera. El anillo centrador de la llanta de aleación se había quedado encajado en el buje de la rueda. Era imposible sacarlo sin herramientas adecuadas y menos en plena AP-7. ¡Menudo mosqueo me pillé! No me quedó más remedio que llamar a la ANWB, la RACE holandesa, para que mandasen una grúa.

Tras el control de datos e intercambio de información (denominación de la vía, punto kilométrico y demás detalles) a través de varias llamadas, esperamos más de hora y media a pleno sol. No había sombra en ninguna parte, pero las vistas al mar Mediterráneo eran realmente maravillosas.

Una vez que llegó la grúa, el operador subió el coche al remolque, nos metimos en la cabina y nos desplazamos hasta un taller de Benidorm. Como mi bólido lleva ruedas muy anchas, en el taller no tenían ninguna de repuesto. Hasta el lunes no podían hacer el pedido de un neumático nuevo, así que me sacaron del apuro vendiéndome una de segunda mano para poder seguir circulando. Dejé el número de mi teléfono móvil español y les agradecí los servicios prestados.

Un día más tarde me tiré de cabeza a la piscina sin darme cuenta de que aún tenía el móvil español en el bolsillo del bañador. Antes de tirarme al agua dejé las gafas de sol, la camiseta, las llaves y el móvil holandés en una silla. Bueno, saqué el móvil rápidamente del agua y lo puse a secar en arroz, pero obviamente el dispositivo dejó de funcionar correctamente. La tarjeta SIM se estropeó definitivamente.

El lunes me acerqué con mi mujer e hijos al taller con la intención de comunicarles que ya no podían contactarme a través del móvil español y dejarles el número del móvil holandés. Nada más llegar, aparqué en la puerta del taller, abrí la puerta del coche y al apoyar el pie izquierdo en el suelo resbalé, me caí de espaldas y me golpeé la zona lumbar en el umbral de la puerta del coche. Apenas podía respirar y me hice una buena herida, pero no quería dar más la nota, me levanté rápidamente y me dirigí al mecánico como si no hubiera pasado nada. Mi hijo estaba sentado en el asiento delantero y le pillé descojonándose y le dije irónicamente «tú ríete que no ha sido nada, tu padre solamente se ha roto la espalda». Lo que no vi es que mi mujer y mi hija también estaban partiéndose el culo de la risa. En fin, le di el nuevo número de teléfono al mecánico y me subí al coche como pude para reemprender el camino.

Durante el camino a casa el dolor lumbar era intenso y no podía sentarme bien, pero me alegré muchísimo de no haberme roto ningún dedo o la mano, que para los traductores, aparte de la cabeza y los ojos, esas extremidades son nuestras herramientas de trabajo. Pensé en el porqué de la caída y supe el motivo. Unos días antes se soltó la goma de la suela de las alpargatas y arranqué lo que quedaba. Es decir, andaba sobre el esparto y como las baldosas de la acera del taller eran ya de por sí resbaladizas… ¡el batacazo era de esperar!

El día siguiente me compré otras y seguí yendo a golpe de alpargata, jajaja.

¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s