Espacio de trabajo (10)

El espacio de trabajo de María Rivero Sánchez
Traductora de EN<>ES e 
IT<>ES
Redactora de contenidos web en español e italiano
https://sobreviviratrabajarencasa.com
@mariaeriver (Twitter)
#translator #webcontentwriter #Salamanca

MRS

Soy una gran defensora de contar con un espacio de trabajo propio y, sobre todo, personalizado. No creo que haya una forma de trabajar “estándar, y tampoco creo que exista un espacio de trabajo que sirva para todos, ni siquiera cuando nos dedicamos a la misma profesión.

Como eterna inquilina, he tenido bastantes espacios de trabajo en casa, algunos más cómodos y acogedores que otros, y también más o menos personalizados, ya que tampoco me puedo permitir ir con el mobiliario a cuestas cada vez que me mudo.

La verdad es que la casa en la que vivo ahora la planteamos como un arreglo temporal, no pensamos en quedarnos el año y medio que ya llevamos aquí, así que tiré un poco de improvisación y un poco del mobiliario disponible. Apenas una mesa grande, una silla y algunos armarios para meter trastos varios componen mi espacio de trabajo. Si vienen visitas tendría que cederlo, para ello hay un sofá cama, pero como vienen muy pocas, esta es casi una ventaja, porque el sofá completa el espacio y creo que da aspecto de despacho profesional completo.

Aunque fuera temporal, reconozco que, desde la primera visita a la casa me enamoré del espacio que he convertido en lo que yo llamo “mi ofi” y puse una condición sine qua non: Si nos quedábamos en la casa, ese iba a ser mi espacio, sí o sí. ¿El principal motivo? Tiene luz natural varias horas, todos los días, incluso en invierno. Nada mejor que ver cómo el Sol entra por la ventana para inspirarme cuando las musas no llegan… o cuando una palabra se atasca. Además, tiene un pequeño balcón, da a una calle poco transitada y su ubicación le da cierta independencia del resto de la casa.

¿Inconvenientes de este espacio de trabajo? Uno. El baño está en la otra punta de la casa, que es de planta alargada, así que tenemos una pequeña broma y siempre comentamos que para llegar hasta allí hay que coger el metro, que hace varias paradas: salón, dormitorio, cocina y baño, respectivamente. ¡Ni trabajando en casa me libro del transporte público!

¡Muchas gracias por compartir, María!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s