En las nubes…

abc

Buenas noches,

Me encuentro a unos 11 kilómetros de altura escribiendo esta entrada para el blog. He pasado unos días en Alicante.

Siempre que puedo, me acerco a ver a mis progenitores. El billete me lo regaló mi hija por mi cumpleaños, que de momento yo ya no puedo permitirme el lujo de viajar cuando me plazca.

Supongo que también pensaréis que dónde demonios me he metido estos últimos 3 meses. Lo sé, dejé mi blog abandonado. ¡Mea culpa! Quería haber publicado varias entradas, pero, como presentía una amiga íntima, estaba de capa caída. ¿No conocíais esta bonita expresión? Pues bien, «estar de capa caída» tiene su origen en el mundo de la tauromaquia y significa estar desanimado, de bajón, con los ánimos por los suelos, etc.

Sí, reconozco que estaba un tanto quemado. Por muy motivado que estés, cuando no generas suficiente dinero para llegar a fin de mes con los encargos que te van llegando, pierdes la esperanza y la ilusión.
Lamentablemente, ese colchón que todo traductor o autónomo debería tener para la temporada baja, fue desapareciendo poco a poco como por arte de magia.

Como traductor estoy pasando apuros y, a veces, ya no sé cómo salir de este callejón sin salida. Muchos autónomos nos cuentan sus historias de éxito, pero sé de otros compañeros que, como yo, están viviendo un período de vacas flacas.

Aparte de estos contratiempos, también he tenido la desgracia de haber experimentado los temidos impagos de algunas agencias de traducciones, por lo que las circunstancias son ahora mismo un tanto adversas. Sé que saldré de esta, pero de momento es lo que hay.

¡No temáis, que seguiré en la brecha, y en absoluto pienso tirar la toalla! Mañana por la mañana tengo un trabajo de interpretación y me van a pagar en mano. Por la tarde tengo un par de trabajos esperándome en la mesa y necesito terminarlos cuanto antes. Como podéis leer, me siguen saliendo cosillas, pero la vida en Holanda es muy cara (¡ya lo sé, no solamente en Holanda!), y nadie se salva de tener que pagar esas malditas facturas mensuales que la gran mayoría de los traductores sí que pagan a tiempo. Miro de reojo a ciertas agencias de traducciones…

Bueno, os prometo que trataré de escribir regularmente, que me quedan muchas historias personales dignas de contar, pero ahora tengo que recoger mis bártulos porque vamos a aterrizar. 😉

¡Hasta pronto!

2 comentarios en “En las nubes…

  1. Mucho ánimo! Conozco a la perfección el periodo por el que pasas, pero no te desanimes, de esta salimos siempre 😉
    Yo estoy pasando por una etapa de desánimo, pero he mantenido las publicaciones porque me ayudan muchoa reflexionar, a analizar y, por supuesto, a motivarme.
    Esperoque vuelvas a publicar regularmente y que ello te ayude y, sobre todo, espero que pronto publiques que las cosas están mejorando y los malos tiempos han pasado.
    Mucha suerte

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s